Falsos Diamantes

El cuarzo diamantino es un cristal con doble terminación, extraído de forma natural con alto grado de brillantez y perfección, que  parece haber sido cortado, tallado y pulido por la especie humana.

Al igual que otros cuarzos está compuesto por dióxido de silicio o sílice y tiene gran dureza, ocupa el número 7 de un máximo de 10, en la escala de Mohs, por lo que puede rayar al acero, al vidrio y al mineral feldespato.

Puede ser de color claro, nube, humo o contener variedad de impurezas raras. Se encuentra en Estados Unidos, Argentina, Brasil, México, Afganistán, Noruega, Ucrania y China, dentro de cavidades formadas por rocas llamadas dolomitas

Aunque ya eran conocidos por los mayas con el nombre de Tlaquauactecpatl, los conquistadores españoles los denominaron diamantes, por su brillo y pureza. La historia actual, los ubica por primera vez, en el condado de Herkimer,  Nueva York, en donde se extraen comercialmente. Por eso también son conocidos con el nombre de diamantes Herkimer.

Estos falsos diamantes, como otros cuarzos, tienen varias utilidades. Las personas que creen en la gemoterapia, le atribuyen poderes curativos. Por su belleza son muy apreciados por los coleccionistas. Sus propiedades piezoeléctricas son utilizadas para hacer encendedores electrónicos, pastillas piezoeléctricas  de guitarra, relojes de cuarzo, producir ondas ultrasónicas empleadas en los sonares de los barcos, submarinos y equipos de ultrasonidos usados en la rama de la medicina. Los joyeros los usan para hacer prendas.

Cavidad con presencia de cuarzo diamantino

Deja una respuesta