Exhibiciones

Las exhibiciones se encuentran abiertas al público, cada martes, de 1:00pm a a 5:00pm, y de miércoles a domingo, de  9:30 am a 5:00 pm.  Durante las semanas de receso docente, en los meses de julio y agosto, y, eventualmente por razones de programaciones especiales, este horario puede ser ampliado.  Los días feriados que no se abren las exhibiciones son: 1ro de enero, 25 de marzo, 1ro. de mayo. 26 de julio, y  10 de octubre.

En este momento, se presentan tres exhibiciones permanentes: El Museo por DentroMamíferos, Aves y Reptiles de Otras Partes del Mundo, e, Historia de la Tierra y de la Vida. Además, un área expositiva se dedica a la Naturaleza Cubana; un área de exhibiciones transitorias para temas variados, y, además, en cualquier exhibición, puede apreciarse cada mes, una muestra diferente.

Las exhibiciones actuales, abarcan la presentación de 944 ejemplares, más de 360 textos,  más de 290 vitrinas, y otros soportes de información.

 

Un breve recorrido por las exhibiciones

  • Naturaleza Cubana
    Esta exhibición ilustra el origen geológico de las Antillas y de Cuba, como parte de las mismas, así como, múltiples ejemplares de fósiles de animales y plantas que demuestran este acontecer. Asimismo, se muestra una amplia representación de animales cubanos.
    Una interesante muestra de fauna marina cierra la exhibición.
  • Historia de La Tierra y de la Vida
    El origen de nuestro planeta, su dinamismo y el no menos fascinante origen y evolución de la vida, constituyen el tema central de esta exhibición que para muchos especialistas es un ejemplo de cómo abordar la más maravillosa y trascendente de todas las historias conocidas por el ser humano.

     

  • Mamíferos, Aves y Reptiles de Otras Partes del Mundo
    Presentación de ejemplares de mamíferos, aves y reptiles exóticos, en un ambiente de iluminación que procura la conservación de los mismos dada la extrema antigüedad que poseen, pero que a su vez, aproxima al visitante a la inmensa variedad de esta fauna. Vocalizaciones grabadas se añaden a esta popular exhibición.
    Muchos de las especies que se muestran tienen su sobrevivencia amenazada.
  • El Museo por Dentro
    Ofrece la dinámica del funcionamiento del Museo Nacional de Historia Natural, desde un diorama que recrea una hipotética expedición al mundo natural por parte de los curadores; una muestra de la variedad de las colecciones como fuentes primarias del conocimiento científico, hasta una representación fotográfica de las tareas que integran todo el proceso anterior, en la vía de comunicación más importante del Museo: sus exhibiciones

Una síntesis de esas exhibiciones en proyecto.

  • Biodiversidad cubana
    Esta exhibición está dirigida a expresar la riqueza biológica de nuestro archipiélago. En ella se exhibirá la mayor cantidad posible de representantes bióticos del territorio cubano, sus relaciones ecológicas, aspectos etológicos y fenomenológicos ricos más interesantes, su situación conservacionista actual, entre otros.
    Aspectos tales como endemismo, enanismo, gigantismo, relaciones con el hombre, entre otros, serán tratados enfáticamente.

    Esta exhibición debe propiciar un cambio en la percepción que el público cubano ha manifestado respecto a la riqueza de la naturaleza cubana, y debe, además, expresar por qué es rica la naturaleza cubana aún sin poseer leones, tigres, elefantes, camellos, selvas o extensos bosques como los que se observan en los filmes provenientes de otras áreas del planeta
     

  • Cueva cubana
    Más de un tercio del territorio cubano está constituido por rocas carsificables, y en el subsuelo se han formado miles de cavernas de orígenes, profundidades y longitud que albergan verdaderos tesoros arquitectónicos naturales, donde formas, colores y vida armonizan paisajes y biocenosis en verdad hermosos y extremadamente delicados.

    A partir de este análisis es necesario una amplia divulgación y popularización de los conocimientos carsológicos y la educación de todo el pueblo y sus dirigentes, a todos los niveles, para la protección contínua del medio ambiente.

    Este proyecto pretende contribuir a lograr tan noble propósito, porque de continuar los niveles actuales de antropización de las cuevas del país, estaremos poniendo en peligro de extinción cientos de especies de animales endémicos, y mutilando para el futuro las potencialidades económico-sociales de las cavernas cubanas.

     

  • Sala infantil
    El Museo se propone esta sala especializada en la atención a niños y niñas porque es este el sector poblacional que más garantizará una actitud responsable hacia la naturaleza.

    El proyecto de esta sala, aunque en correspondencia con el Perfil Científico Cultural del MNHN, debe renunciar al adultismo y lograr responder a los verdaderos deseos, intereses, necesidades y criterios del público infantil.

    Los objetivos de este proyecto se basan fundamentalmente, en lograr que los niños y niñas que visiten la sala se acerquen de forma divertida e instructiva a fenómenos, funciones, características y formas de estudio de la naturaleza y que desarrollen habilidades manuales que los ayuden a comprender mejor el mundo en que viven.

    Sin pretensiones docentes, la Sala Infantil tendrá potenciales de ser un marco de referencia para maestros y guías pedagógicos en la realización de juegos didácticos y actividades en general vinculadas, a la educación ambiental de niñas y niños cubanos, e incluso, para la atención especializada de la educación especial.

  • Pequeños gigantes
    Una parte importante de la fauna cubana está representada por animales pequeños que, a pesar de estar presente en todos los ambientes (terrestre, aéreo, acuático), pasan inadvertidos para la mayoría de las personas, y en muchos casos son vistos por éstas como seres indeseables y hasta perjudiciales.

    Este proyecto va dirigido a acercar al público a los representantes faunísticos de poca talla presentes en nuestra naturaleza, pero ahora desde una óptica diferente: se exhibirán VIVOS.

    La presentación de ejemplares vivos en los museos de historia natural cuenta ya con una importante acumulación de experiencia. En Cuba esta es la primera exhibición permanente de un museo, que pretende activar el aprendizaje del público a partir de su interacción con especies de animales vivos.
    Las condiciones de mantenimiento y reposición de los ejemplares, así como la recreación de las condiciones necesarias (ambientes) para exhibir seres vivos que además expresen sus potencialidades comunicativas, son a nuestro juicio los retos comunicativos, museográficos y operacionales fundamentales, que nos impone el proyecto.

     

  • Bosques de Cuba
    La naturaleza cubana es rica en especies vegetales, entre los cuales se destaca un número nada despreciable de endémicos. Acercar al visitante al conocimiento de nuestras formaciones vegetales, es decir, a nuestra riqueza florística —como premisa fundamental para promover su protección y conservación— es el objetivo fundamental de esta exhibición.

    Sondeos preliminares respecto al conocimiento que el público potencial posee acerca de los bosques cubanos, nos permiten plantear que las personas sobredimensionan la importancia económico-utilitaria y desdeñan el papel ecológico de los bosques, y aún cuando expresan la importancia ecológica de los mismos no pueden explicarla con precisión. El delicado y complejo sistemas de relaciones que se establecen entre los componentes abióticos y bióticos de los bosque será tratado enfáticamente como vía para explicar la importancia ecológica de estos componentes en nuestra naturaleza.

    La exhibición de plantas y/o partes de éstas -sin que pierdan sus potencialidades comunicativas- es, sin dudas, el problema fundamental de esta exhibición, que pretende, que el público se sienta dentro de un bosque y descubra a su paso los moradores normalmente ocultos a la vista del hombre común.

    La eficacia comunicativa de la exhibición se favorecerá con el empleo de medios interactivos que promuevan, en los visitantes, la necesidad de aprender.

    Esta exhibición está dirigida a expresar la riqueza biológica de nuestro archipiélago. En ella se exhibirá la mayor cantidad posible de representantes bióticos del territorio cubano, sus relaciones ecológicas, aspectos etológicos y fenomenológicos ricos más interesantes, su situación conservacionista actual, entre otros.

    Aspectos tales como endemismo, enanismo, gigantismo, relaciones con el hombre, entre otros, serán tratados enfáticamente.

    Esta exhibición debe propiciar un cambio en la percepción que el público cubano ha manifestado respecto a la riqueza de la naturaleza cubana, y debe, además, expresar por qué es rica la naturaleza cubana aún sin poseer leones, tigres, elefantes, camellos, selvas o extensos bosques como los que se observan en los filmes provenientes de otras áreas del planeta.

     

  • Arrecifes coralinos de Cuba
    Cuba cuenta con la segunda barrera coralina más extensa del mundo, superada sólo por la australiana. En las formaciones arrecifales se manifiestan en toda su dimensión complejas relaciones ecológicas propias del ambiente submarino.

    Impresionar al público con la representación de la biodiversidad presente en los arrecifes coralinos, demostrar las complejas y frágiles conexiones que se manifiestan entre los moradores de los arrecifes —a partir de la calidad del agua marina—, y propiciar que se tome conciencia de cuán importante es para el mantenimiento de estos ecosistemas la actitud conservacionista que asuma cada persona y la sociedad toda, son los objetivos fundamentales de esta exhibición.

    A partir de un diorama a escala natural de un arrecife coralino —en el cual se insertarán las plantas y animales que lo habitan—, se potenciará al máximo posible el proceso de adquisición de conocimientos en los visitantes, haciendo que participen en tal proceso la mayor cantidad de sus sentidos: vista, olfato, oído.
     

  • Cuba: lo real maravilloso de una historia natural
    Esta exhibición está sustentada en la necesidad de referirle al visitante la historia natural del territorio cubano, rica en hechos y procesos tanto geológicos como biológicos. Propiciar un acercamiento del público a esta historia es el objetivo fundamental de esta exhibición.
    A partir de la tectónica de placas, se reconstruirán las paleogeografías del Mar Caribe y, dentro de éste, la de Las Antillas y, por tanto, de Cuba. De esta manera se hará evidente al público que nuestra historia natural es el resultado de la interrelación de una enorme cantidad de procesos y fenómenos universales, planetarios, caribeños y antillanos.
    El tiempo será el "hilo" conductor de la historia que se narra y a él se referirán los eventos geológicos, geomorfológicos y biológicos más importantes ocurridos en nuestra área geográfica desde hace unos 200 millones de años hasta nuestros días. Maquetas "animadas", modelos geológicos (a escala) de hipótesis novedosas, reproducción de una "balsa" natural —en las cuales se sustenta parte del poblamiento animal del archipiélago cubano—, procesos de adaptación–extinción natural, tendencias fundamentales de la biota cubana, entre otros, se mostrarán al público en esta exhibición.
    Acercamientos preliminares a los conocimientos de partida del visitante potencial a esta exhibición indican que, expresar en ella cómo se formó el archipiélago cubano y cómo llegaron a éste los ancestros de nuestra flora y fauna, y cómo han evolucionado hasta conformar los valores naturales actuales, cuenta con amplia aceptación del público general y muy especialmente de los estudiantes de los diferentes niveles de la enseñanza del país.
    Lo importante es propiciar el "encuentro" del cubano con la historia natural de su archipiélago.