NatuRed

Los museos de historia natural por su perfil temático, se encuentran entre los más visitados en el mundo, y Cuba no es una excepción.

La naturaleza, con el entramado de la vitalidad, energía,  dinámica permanente de sus componentes dentro de los cuales la especie humana es un eslabón más, representa un fuerte atractor para las sociedades humanas.  En las edades tempranas,  esta atracción es casi identificación biológica, en la medida que se pasa a otros estadios de la vida humana y a lo largo de su historia evolutiva,  la atracción se mantiene, pero más dirigida a entender y aprovechar la naturaleza en beneficio propio.  Tampoco puede desconocerse  la valoración ética y estética que las sociedades humanas , en diferentes niveles (más alta mientras más primitivas han sido estas sociedades) han tenido del medio. 

A esclarecer esta atracción, a cultivar la imprescindibilidad de mantenerla, y a contribuir a educar en las personas el respeto y la humildad como premisas de sus relaciones con la misma, ponen todos sus empeños los museos de historia natural.

La Red de Museos de Historia Natural de Cuba (NatuRed) apenas naciendo en el contexto científico y cultural del país,  comparte el consenso de que la preferencia sostenida del público por nuestras instituciones representa sin dudas una fortaleza, pero a su vez, una altísima responsabilidad: la de educar y hacer comprender que, como especie en el planeta,  debemos superar irreversiblemente la etapa en que nos creíamos “amos” y dominadores del medio natural.  Nuestra pertenencia y dependencia del mismo es un acicate para comportamientos  no solamente más realistas, sino inteligentes y sobre todo, de respeto hacia el planeta y la vida.